miércoles, 2 de marzo de 2011

Velatorio

Llegas llena de ojos para verme
entras al ataúd y me violan
tus muslos de acuarela
transparente al temblor de estos hachones
y sobre las estampas de los santos
la castidad de mi mortaja
el gorigori de las plañideras

no hay aguardiente para ti
no te quedes de piedra
atravesando el quicio de mi sombra
llega o vete fantasma
que nadie sepa que has venido a verme
muerto pues eres causa de este llanto
que nadie sepa que nos conocíamos
cuando me beses en la frente
me arropes te despidas
y dejes tu tarjeta poesía
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada